Páginas vistas en total

lunes, 10 de octubre de 2011

La relación y su diversidad, como manera de adquirir y emitir información

3 comentarios:

  1. 2 cosas, podrías decir como las drogas hacen que necesites una cantidad cada vez mayor y ya que explicas que una persona puede sentirse mal por una enfermedad que en realidad no tiene también podrías poner el término mancebo, este sin que sea una medicina cambia la forma de pensar del paciente y le ayuda a curarse.

    ResponderEliminar
  2. Bueno... Está estupenda! Pero estupenda de verdad!

    Aún así, siempre buscamos algo que mejorar. Aunque sea algo tan bueno como esto. Es cierto que hay receptores internos. Pero el cerebro no parece ser uno de esos receptores (mmm... bueno, luego, al final, te cuento una posible excepción). Quizá áreas del cerebro, pero no el cerebro en sí. Otra cosa es si hablamos de encéfalo. El encéfalo es un concepto más amplio que el de cerebro. Y entonces sí que hablamos del hipotálamo, que se encarga de mirar cómo andan las hormonas en el cuerpo...

    Los receptores internos están repartidos por todo el cuerpo. Los receptores que se encargan de que tengas la sensación de urgencia para orinar o defecar no están en el cerebro, p.ej. O la sensación de equilibrio, que está en el oído interno, pero también en receptores de presión de la planta de los pies.

    Te dejo un ejemplo de receptor interno que no está en el cerebro. El del hambre.

    http://www.consumer.es/web/es/salud/2002/02/25/38523.php

    Por otro lado, no tengo muy claro que el concepto de hormona lo uses bien. Las hormonas no son componentes del procesado de información sino un mecanismo de respuesta. Como consecuencia de alguna información fabricas o dejas de fabricar una hormona (recuerda que son las sustancias químicas que ponen de acuerdo a todo el cuerpo, informando al hígado de lo que hace el riñón, p.ej.).

    Los estímulos químicos son múltiples. Y es cierto que hay sustancias que imitan determinados estímulos químicos y que algunas de ellas (las que generan sensación de bienestar) se pueden emplear como drogas. Pero gracias también a ese poder podemos combatir la depresión, p.ej....

    Creo, también, que podrías detenerte en hablar algo más de las neuronas y de los órganos de los sentidos.

    Y pienso que las conexiones que estableces al final se podrían explicar un poco más, explorando las consecuencias de una mala función de relación, p.ej. (a veces se entiende mejor algo cuando falla que cuando funciona bien).

    ResponderEliminar
  3. Ya he modificado la presentación añadiendo lo que es una neuronas y ampliando lo de concepto de receptor interno añadiendo lo que puede provocar.

    ResponderEliminar